El gigante de Internet anunció ayer que destinará “cientos de millones de dólares” en la construcción de un cable de fibra óptica de 10 mil kilómetros de largo, con el objetivo de mejorar la conexión a Internet en la región.

El nuevo sistema de cableado “contribuirá de manera significativa al crecimiento económico de toda la región al incrementar la capacidad de Internet existente”, aseguró Cristian Ramos, Gerente de Desarrollo de Infraestructura de Google en un comunicado.

La iniciativa comprende unos 10 mil kilómetros de cable submarino que unirá Boca Ratón, Estados Unidos, con dos puntos de la costa brasileña: Santos y Fortaleza.

“A medida que más usuarios se conectan, existe una necesidad de agregar capacidad a la infraestructura subyacente de Internet para poder ofrecer a todos una experiencia rápida, segura y útil. Es por eso que estamos anunciando la construcción de un cable de fibra óptica submarino”, sostuvo Ramos.

Se trata de la primera inversión en este tipo de sistemas de conectividad que realiza Google en la región.

Desde 2008 la compañía viene desarrollando sistemas que unieron Estados Unidos, Japón y el sureste de Asia.

Según Google, América Latina cuenta con “más personas conectadas que no conectadas y el aumento acelerado en la penetración de Internet la ha convertido en una de las regiones de mayor crecimiento en el mundo”.

El sistema será construido y operado por un consorcio multinacional de empresas de telecomunicaciones que involucran a Algar Telecom (Brasil), Antel (Uruguay), Angola Cables y Google.

La infraestructura de Internet requiere de cables submarinos para su correcto funcionamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.