Legisladores, ministros, economistas y especialistas en Derechos Internacional cuestionaron el fallo del juez, que ayer declaró en desacato al país y sostuvieron que se trata de una medida judicial que, en la práctica, no tendrá ningún tipo de consecuencias para la Argentina.

 

Grisea convalidó ayer un nuevo pedido realizado por los fondos buitre al considerar que Argentina llevó adelante acciones “ilegales” que violan sus órdenes -aunque no anunció sanciones ni multas- lo que generó la reacción del gobierno nacional que, a través de la Cancillería, salió a advertir que la decisión de declarar a Argentina en desacato “es violatoria del derecho internacional, de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos”.

Esta mañana, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que la decisión del juez neoyorquino no tiene “ningún tipo de razón, fundamento ni impacto” en el país, y consideró que las medidas del magistrado son “un verdadero galimatías jurídico”, que con cada medida que toma “empeora la anterior”.

Otro de los ministros nacionales que refirió al fallo de Griesa fue el titular de la cartera de Justicia, Julio Alak, quien aseguró que se se trata de una decisión judicial de “un juez de una provincia que está atentando contra la soberanía de un Estado”, por lo que enfatizó que “es un fallo absolutamente condenable” que pone de manifiesto “la injerencia del poder financiero en la justicia”.

Por su parte, el legislador porteño y ex canciller, Jorge Taiana, emitió un comunicado en el que sostuvo que “Griesa quiere interferir y desacreditar la alternativa de pago que da la Argentina, entonces nos declara en desacato para desalentar por todos los medios que Argentina siga cumpliendo con sus compromisos internacionales”.

Taiana subrayó que “el desacato es una figura para las personas, no para los estados”, y sostuvo que “casi no hay antecedentes de que se haya aplicado contra un Estado”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, calificó el fallo como “indigno” y remarcó que “no sólo es contra el pueblo argentino, sino contra las instituciones que se rigen con las leyes sancionadas por el Congreso Nacional”.

El presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Alejandro Vanoli, rechazó la declaración de desacato dispuesta por el juez de Nueva York al señalar que “no se le puede imponer a un Estado que obedezca una orden que violenta el derecho internacional”.

En declaraciones a CN23, Vanoli señaló que no le sorprende la decisión tomada por el juez norteamericano, dado que “tiene una parcialidad absolutamente manifiesta a favor de los fondos buitre” y la declaración de “desacato” forma parte de una “lamentable saga” de decisiones parciales.

En tanto, distintos economistas y expertos en derecho internacional coincidieron en señalar que el fallo de Griesa no tendrá efectos prácticos judiciales ni económicos sobre la Argentina.

La abogada especialista en Derecho Internacional Stella Maris Biocca aseguró hoy que el fallo “es una mera declaración sin efectos económicos” para el país, y explicó: “No hay otro alcance, es una presión moral que se va a usar internamente en la Argentina para decir que la situación es caótica, que nos caemos al vacío”.

En diálogo con Télam, la especialista explicó que “el desacato es una institución que se puede aplicar a las personas físicas o jurídicas, pero no a los Estados”, y precisó que “a un Estado se le pueden aplicar sanciones económicas”.

El economista Alejandro Robba consideró hoy que la declaración de desacato a la Argentina dispuesta ayer “no va a tener ninguna consecuencia, porque los mercados ya habían previsto una resolución en contra” del país.

Por su parte, la economista Fernanda Vallejos dijo que no espera una consecuencia concreta y señaló que Griesa queda “configurado como un vocero de los fondos buitre” ya que esos sectores le venían reclamando esas medidas en las vísperas del pago del vencimiento del pago de la deuda.

Leave a Reply

Your email address will not be published.