El brutal desalojo del asentamiento Papa Francisco, ocurrido la semana pasada, desató una serie de acusaciones cruzadas por la desidia del gobierno de la Ciudad ante la necesaria urbanización de las villas, específicamente la 20, ubicada en ese mismo barrio.

Según el legislador del FIT, el proyecto de urbanización impulsado junto a Gustavo Vera y Pablo Bergel (Verde/Alameda), Virginia González Gass (PSA), y Alejandro Bodart (MST), fue frenado por el PRO por que en el lugar el gobierno de la Ciudad pretende construir un campo de golf.

“El macrismo frena la urbanización de la villa porque impulsa un campo de golf en Lugano”, aseguró Ramal, relatando que en la comisión donde se trató el proyecto “tuvimos un empate de cinco a cinco que iba a tener que desempatar el presidente de la comisión” para que se trate –o no– en el recinto.

“Ahí comenzaron una serie de maniobras escandalosas –sostuvo Ramal–, hasta que el PRO trajo de la calle o del despacho a un diputado que había faltado a la reunión (José Luis Acevedo), y lo trajo al solo efecto de levantar la mano y votar en contra de que se trate la urbanización del barrio”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.