El Gobierno de Neuquén estableció, por decreto, una alerta máxima ante los registros de actividad que está mostrando el volcán Copahue. Así, todos los organismos de seguridad y Defensa Civil deberán prestar colaboración para abordar una probable erupción.

Mediante el decreto Nº 821, firmado este martes por el gobernador Jorge Sapag se establece que todos los organismos y empresas con participación estatal deberán prestar la colaboración y los medios necesarios para “abordar con eficacia las situaciones inherentes al fenómeno sísmico”.

El Gobierno de Neuquén dispuso por decreto el “alerta máxima”, principalmente para la localidad de Caviahue y zonas aledañas que pudieran ser afectadas por la posible erupción del volcán.

Desde la semana pasada, el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile decretó alerta amarilla en el volcán Copahue por un enjambre sísmico que, en un lapso de 3 horas y 30 minutos, contabilizó 229 movimientos telúricos asociados a una fractura de roca.

Leave a Reply

Your email address will not be published.