(Reporte al Día).- En el marco del Cuarto Juicio Oral donde se juzgan crímenes de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención dependientes de la Policía de la Provincia de Misiones, los querellantes representantes del estado nacional, a cargo de Rafael Pereyra Pigerl, del estado provincial (Subsecretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Derechos Humanos de Misiones), a cargo de Juan Martínez, y la fiscal pidieron penas máximas para los cinco ex policías imputados.

Para Carlos Omar Herrero (86), jefe de la Policía de Misiones en el inicio de la última dictadura, y para Felipe Giménez (75), ex jefe de la dirección de Informaciones, se pidió una pena de 25 años de prisión, acusados respectivamente de autor y coautor de privaciones ilegítimas de la libertad, sin orden judicial contra dirigentes políticos, uso de violencia, amenazas y tormentos en 42 hechos y cuatro violaciones contra Susana Benedetti, Graciela Franzen,  María Silvia Coutuné y Nilda Frield.

Para Roque Mendoza (66), el médico “supervisor de torturas”, se pidió 15 años de prisión acusado de ser partícipe primario de los mismos delitos, además de privación y tormentos.

Para Julio Amarilla (65), ex agente de Informaciones, acusado de ser partícipe necesario de privaciones y tormentos contra presos políticos, pidieron 20 años de prisión.

Para Carlos Pombo (63), el otro ex agente de Informaciones, acusado de privación ilegítima de la libertad agravada ilegítima y tormentos agravados por persecución política, pidieron 15 años.

Además, los querellantes solicitaron que las condenas sean cumplidas en cárceles comunes, por la gravedad de los hechos.

Previamente a las peticiones de penas, la querella realizó una exposición donde trazó los “elementos comunes” que tienen que ver con esta causa: la aplicación sistemática de torturas, tormentos de todo tipo; abusos sexuales y violaciones a las víctimas; el robo de bebés; el cautiverio de niños como elemento de amenaza (rehenes); el inventario de los lugares que formaron parte del circuito de centros clandestinos de detención en el esquema represivo.

Además se expusieron los detalles referentes a los cargos y responsabilidades que los acusados tenían en aquellos años. En este sentido también se hizo hincapié en los perfiles de los mismos.

Por otra parte se releyeron los testimonios claves de las víctimas, recogidos en el marco de este cuarto juicio.

Este martes 3 de julio, la defensa de los imputados expondrá sus alegatos, en tanto que la sentencia podría conocerse mañana. Los abogados defensores son: Edgardo Ortellado, en el caso de Roque Mendoza, y Alberto Kuhle, en el caso de Carlos Pombo.

Acusados. | Pombo, Mendoza, Giménez, Amarilla y Herrero. (Foto: Territorio)

One Response

  1. Carmen_mnes

    ni perdon ni olvido! justicia por el secuestro y tortura del compañero Anibal Leiva y otros muchos detenidos, desaparecidos misioneros.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.