(Reporte al Día).- Hay unos 500 los policías, llegados desde toda la Provincia, autoacartelados en reclamo de mejoras salariales y laborales, dentro del edificio del Comando Radioeléctrico de la avenida Uruguay casi Trincheras, de Posadas. Desde dentro del edificio, los policías, en actividad y retirados, reclaman. Fuera del edificio, familiares de los agentes, desde anoche, hacen vigilia acompañando la lucha. En tanto en la zona, el tránsito está cortado.

Anoche, cerca de las 23, comenzó el conflicto con los miembros de la Policía que reclaman por mejoras salariales y para que se le levante la sanción a aquellos policías que tiempo atrás propusieron organizar sindicalmente a la fuerza. Cerca de la medianoche el número de agentes y policías retirados que se habían autoacuartelado ascendía a más de 300, pero con las primeras luces del día llegaron más manifestantes de diferentes puntos de Misiones, para completar cerca de 500 agentes en protesta.

Por el lugar pasaron el subsecretario de Seguridad de la Provincia, Julio Lezken y el Juez de Instrucción Cesar Yaya. También estuvo el Comisario General Benjamín Roa, quien se retiró precipitadamente ante el aireado reclamo por su presencia.

Al retirarse de la sede del Comando Radioeléctrico el Juez de Instrucción César Yaya minimizó la protesta expresando que “no es un número importante de efectivos los que están tomando la sede del Comando Radioeléctrico”, pero cuando permanecía en el exterior de la dependencia policial pudo observar cómo se sumaban efectivos provenientes de Santa Ana y del Cuerpo de Bomberos que llegaban haciendo sonar las sirenas de tres motobombas.

El Subsecretario de Seguridad y Justicia, Julio Lenzken expresó que la cuestión salarial de los policías “esta atada a la paritaria nacional” pero a la vez dijo que no habrá marcha atrás con las sanciones a los siete efectivos por la sindicalización. Tanto Lezken como Yaya estuvieron dialogando largo tiempo con los autoacuartelados y escucharon todo tipos de reclamos d los uniformados.

Jorge Álvez, uno de los siete efectivos sancionados por el tema sindicalización expresó que venía de Santa Ana a sumarse a la protesta y que la misma cuenta con un gran respaldo de la familia policial. Momentos de tensión, sobre todo entre los familiares y efectivos retirados que estaban en las afueras de la dependencia policial, se vivieron cuando un grupo de jóvenes llegaron a apoyar el reclamo descargando gran cantidad de neumáticos usados a los que pretendían quemarlos.

Pese a la pretensión inicial, los jóvenes depusieron su actitud al ser informados por los familiares y efectivos que “esa no era la metodología elegida para la protesta”.

“El salario inicial básico es de $147 pesos”, explicó Marcelo Rodríguez, abogados de los policías.

Principales reclamos:

  • Básico de dos mil pesos.
  • Descongelamiento de la antigüedad.
  • Entrega de uniformes y elementos necesarios.
  • No sanción al personal que ha participado en la medida.
  • Reinserción de personal que gestiona la creación del sindicato policial.

Fuente: Territorio digital

Leave a Reply

Your email address will not be published.