Una joven de 23 años, vista por última vez el 26 de julio en una estación de servicio, es intensamente buscada por la Policía y perros rastreadores.

Se trata de Johana Ramallo, una joven de 23 años, delgada, de tez blanca y pelo negro sin flequillo, y al momento de su desaparición vestía un jean negro con blanco nevado, una campera marca Reebok y zapatillas blancas Nike.

Marta Ramallo, madre de la joven, reclamó: “Necesito que salgan a buscar a mi hija porque cada 18 horas están asesinado chicas, y yo no quiero que mi hija sea una más”.

“Sé que Johana no se fue por su cuenta, alguien la tiene y no la está dejando volver”, aseguró la mujer a la prensa y recordó que ese día su hija le dijo que volvería a cenar con ella y su hija de 6 años.

Telam

Leave a Reply

Your email address will not be published.