A través de un comunicado que emitió la municipalidad de Puerto Rico, donde intenta de alguna manera justificar el sobreprecio en la obra pública conocida como “La Plaza de la Madre” que es motivo de denuncias por Alex Schuster, argumento que el sobreprecio por parte de la empresa constructora en el vallado,  fue que dicha obra está en una zona muy transitada y que además el mismo fue removido 3 veces. Argumentos que dejan una vez más en evidencia la complicidad por parte de la Municipalidad de Puerto Rico en el manejo de los sobreprecios de las obras públicas que se desarrollan.

Es absurdo pensar que el precio de un vallado es mayor por la ubicación de una obra o por la cantidad de veces que se mueve ya que el costo de la “ chapa “ que se “ compra “ no incide en semejante excusa que utiliza la Municipalidad de Puerto Rico para ocultar el sobreprecio en la obra. Además vale la pena destacar que en dicho comunicado la misma Municipalidad admite un aumento en el precio de la obra de un 14,98% en comparación al presupuesto que tenía la comuna para realizar la obra.

WhatsApp Image 2017-04-25 at 11.54.13

 

 

Este escándalo que sacude a Puerto Rico tiene además un nuevo capítulo que roza con lo tragicómico ( sin mencionar las reiteradas amenazas que recibió el joven Alex Schuster por parte de la empresa constructora y las declaraciones desafortunadas del Intendente Federico Neis), la Municipalidad a través de una carta firmada por el mismísimo Intendente Neis le exige el pago al joven Schuster de un canon por los “ trabajos “ extras que tuvieron que hacer los empleados de su Municipalidad para responder al pedido de informe, claramente esto es otra muestra más de que lo único que intenta hacer el señor Intendente es evitar a futuro que algún ciudadano honesto más intente saber de los negocios y negociados que tiene la Municipalidad con las empresas constructoras y la obra pública.

Las preguntas que surgen de todo este escándalo y que quedan sin respuesta son las siguientes, ¿ayuda a el crecimiento de la provincia que los intendentes se manejes como patrón de estancia? ¿Alguien realmente controla el dinero que llega a los municipios? ¿Qué negocios tienen los intendentes con la obra pública? ¿Dónde están los concejales opositores que no controlan? Y en esta caso en particular queda la duda más grande ¿ quién asesora al intendente de Puerto Rico?. Algunos esperamos con esperanza que la Justicia y el Poder Ejecutivo Provincial tome cartas en el asunto y detenga la corrupción con la obra pública en Puerto Rico.

Leave a Reply

Your email address will not be published.