El grupo de argentinos que viajó a Suecia para representarnos en el cónclave entre todos los asadores del mundo fue en contra de las reglas del certamen y obtuvo el último lugar. 

Nos “escupieron el asado”. Es así. ¿En qué mente –y paladar– cabe que un británico puede hacer mejor asado que un argentino? ¡Vamos muchachos!

La realidad es que, una vez más, Argentina perdió en el Mundial del Asado. De hecho, quedamos últimos. Sí, ¡en el puesto 53 de 53!

Y, como si esta derrota fuese poco, la World Barbeque Association (Asociación Mundial del Asado) consagró campeón a Inglaterra.

Pero, ¿por qué? Simple: porque “Fuegos de oktubre” –el equipo que se encargó de representarnos en este certamen internacional que se desarrolló en Suecia–  se negó a respetar ciertas reglas polemiquísimas que los organizadores imponen para alzarse con la copa.

Por un lado, el jurado obliga a los competidores a asar en ¡chulengos! Si bien el equipo  –encabezado por Marcela Garavano y conformado por 2 hombres y 5 chicas, una de ellas vegetariana–  quiso hacer un “fuegazo” en el piso, con la parrilla, primero no los dejaron y finalmente sí.

Pero no es todo. Para el jurado, la carne debía ser cocinada por diez horas. ¡Diez! Y no puede llevar ni chimichurri o nuestra clásica criolla… sino barbacoa. El equipo, otra vez, se negó y según postearon en su Facebook, hicieron “un zarpado chimichurri”.

Y así fueron los resultados… Esa determinación los dejó últimos en la competencia y abrió un interrogante: ¿Nos cortaron las piernas? 

“Ojalá pudieran sentir la alegría que tenemos y el significado que tuvo para nosotros haber participado de esta experiencia. Qué lindo es ser argentinos!”, postearon. Y desdeInfoGourmet les decimos: ¡Orgullosos de ustedes!

Leave a Reply

Your email address will not be published.