La Federación Internacional de Fútbol elegirá en minutos presidente en plena investigación por millonarios sobornos. El suizo busca otro periodo al frente del organismo aunque federaciones de varios países adelantaron su voto en contra

 

La FIFA inauguró hoy su 65 Congreso, que tiene como punto principal de su agenda la elección de presidente en medio de los escándalos de corrupción, divisiones e incertidumbre, que envuelven a la organización y al suizo Joseph Blatter, su actual presidente, en las últimas 48 horas.

A su llegada al Hallenstadion de Zúrich, donde se celebra el Congreso, numerosos delegados declinaron hablar con los periodistas, pero aquellos que aceptaron hacer declaraciones estaban divididos en cuanto a sus preferencias.

Delegados de países africanos y de pequeñas islas que cuentan con federaciones nacionales de fútbol con derecho a voto en este cónclave manifestaron su apoyo a Blatter, al que consideraron la persona más apropiada para continuar dirigiendo la organización, que cuenta con un total de 209 miembros.

En cambio, los europeos que respondieron a los requerimientos de la prensa fueron unánimes en apoyar al príncipe jordano y vicepresidente de la FIFA, Alí bin Al Husein, el único rival que se enfrentará a Blatter, quien se postula para su quinto mandato.

El presidente de la Federación de Fútbol de Holanda, Michael van Praag, que fue candidato a presidente y ahora apoya al jordano, opinó que este tiene opción de ganar y adelantó que, de no ser el caso, el resultado final será ajustado.

“Nunca creí en los bloques y en esta ocasión hay algunos que están claramente divididos. Esta votación es secreta y cada quien puede hacer lo que quiera”, agregó, citado por EFE.

La fisura más evidente, se observa en la Confederación de Fútbol Sudamericana (CONMEBOL) y en la Confederación de Fútbol de América del Norte, Central y del Caribe (CONCACAF), las más golpeadas por uno de los dos escándalos de corrupción que estallaron.

Los siete dirigentes de la FIFA detenidos hace dos días en Zúrich, y cuya extradición pide Estados Unidos por graves cargos de corrupción, forman parte de ambos bloques.

De hecho, la federaciones de fútbol de Estados Unidos y Canadá informaron que votarán por el rival de Blatter a la presidencia de la FIFA, el príncipe jordano Ali bin Al-Hussein, tras destaparse el escándalo de corrupción que ha salpicado a varios de sus actuales y antiguos dirigentes.

Los dos países norteamericanos se suman así a la mayoría de asociaciones europeas y a otros países como Australia y Panamá que también han anunciado públicamente que en la votación de este viernes no votarán por la reelección del actual presidente del máximo organismo del fútbol mundial.

El presidente de la Federación Estadounidense de Fútbol, Sunil Gulati, anunció públicamente el sentido de su voto, e incluso lo antepuso a la posibilidad de que éste pueda resultar perjudicial de cara a futuras opciones de EEUU de albergar una Copa Mundial en caso de que Blatter salga reelegido.

A su vez la Federación Australiana de Fútbol anunció anoche, a través de su máximo responsable, Frank Lowy, que votará contra la reelección de  “Sepp” Blatter.

Las elecciones se realizarán hoy en Zurich por decisión de la propia FIFA pese al escándalo.

Blatter fue elegido presidente de la FIFA en junio de 1998 luego de suceder al brasileño Joao Havelange.

Leave a Reply

Your email address will not be published.