El jefe de Gabinete calificó como “deleznable” el ataque sufrido por el director de esta agencia, Mario Casalongue, por parte del diputado y dirigente del massismo Francisco De Narváez, que lo golpeó brutalmente en la redacción de Nova.

 

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, repudió el ataque sufrido por el director de la Agencia Nova, Mario Casalongue, por parte del diputado y dirigente del massismo Francisco De Narváez, al calificar como “deleznable” la agresión.

Luego el Jefe de Ministros se preguntó qué deberían haber hecho los integrantes del Gobierno nacional “ante la gran cantidad de agravios, mentiras e insultos a los que fuimos sometidos durante todos estos años, en especial hacia Néstor (Kirchner) y hacia la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

“Lo primero que hay que aclarar es que es deplorable en cualquiera de los hechos que se lo quiera exhibir, deplorable en cualquiera de los hechos”, disparó Fernández al ser consultado sobre los duros golpes que recibió Casalongue por parte de De Narváez.

El periodista Casalongue denunció en un video que el candidato a la gobernación de Buenos Aires por el Frente Renovador, De Narváez, lo golpeó brutalmente el jueves en la redacción de la agencia.

Acompañado por un agente de seguridad privado, De Narváez ingresó en el despacho del director de la agencia Nova y “le pegó una piña en la boca que lo dejó inconsciente”, según publican hoy diversos medios de la ciudad de La Plata, luego de que Nova publicase comentarios sobre su vida personal, haciendo alusiones de índole sexual.


Además de repudiar el violento hecho protagonizado por el diputado opositor, el jefe de Gabinete -en su habitual contacto con la prensa en la Casa de Gobierno- condenó la larga lista de “mentiras, agravios y ataques” que viene recibiendo el Gobierno, en especial, contra las figuras de Néstor Kirchner y de la presidenta Cristina Ferrnández de Kirchner desde el año 2003 a la fecha.

“Yo tendría que hacer el racconto de los agravios, los insultos y las cuasi vejaciones a las que han sido sometidas las personas de este Gobierno, incluyendo a la Presidenta de los argentinos”, descargó Fernández.

En ese marco, el jefe de Gabinete repudió los “dibujos de la Presidenta de la Nación semi desnuda, en gestos oprobiosos en la tapa de una revista; ella, agraviada infinidad de veces en términos de enfermedades que jamás ha tenido. Agravios a sus hijos, mentiras y más mentiras y más agravios hacia la Presidenta de la Nación y hacia gente de este gobierno…Involucrar a los hijos de la Presidenta de la Nación en la existencia de cuentas en el exterior que jamás existieron”.

El funcionario enumeró: “Agraviarla a ella permanentemente y a su familia con la existencia de cuentas bancarias en Nevada, en los Estados Unidos, que jamás existieron. Insultos y más agravios de todas características que se publican como si fuese un chiste; insultos y mentiras de todo tipo a los funcionarios, a nosotros, a los funcionarios y a nuestras familias, a nuestros hijos…”.

“Perdón por la autoreferencia -dijo- pero la verdad es que esto hay que decirlo. Los insultos a los que cotidianamente estoy siendo sometido por la doctora (Elisa) Carrió”, recordó.

“¿Qué más tenemos que mostrar nosotros? ¿Qué más tenemos que hacer los que estamos de este lado frente a todos estos ataques de todos los días, frente a estas posturas violentas? ¿Qué más tenemos que mostrar nosotros para demostrar que uno, que tiene que estar en la responsabilidad de gobernar, con tranquilidad, con la cabeza serena, serios para llevar adelante las prácticas, no porque no se ría, si no porque debemos ser responsables en la ejecución de las políticas públicas, no puede reaccionar de esa manera?”.

El ministro coordinador reflexionó: “Ahora resulta ser que (a De Narváez) lo insultan, lo agravian o le inventan una historia, -.aunque yo no entro en ese juicio de valor-, y eso alcanza para que le de una paliza a la persona que escribió”.

“¿Se imaginan, entonces, si después de todas las barbaridades que se dijeron de nosotros, tenemos que reaccionar? Una señora ha dicho en la televisión que el cuerpo de Néstor Kirchner no estaba en féretro…¿Me alcanzan a comprender lo que les digo?”, exclamó Fernández .

“Otra señora -prosiguió el funcionario- ha dicho, entre muchas brutalidades de las más manifiestas, que el velatorio de Néstor Kirchner lo organizó Fuerza Bruta. Hay que hacer mucha fuerza para ser tan bruta como esta señora”.

“La realidad, la verdad es que no hay forma de que se pueda explicar tanta cantidad de agravios, los insultos a la que ha sido sometida la Presidenta de la Nación y el resto de los funcionarios del Gobierno; hacia Néstor Kirchner, los ministros…Sin embargo, ninguno de nosotros ha reaccionado de ninguna manera más que presentando eventualmente alguna demanda judicial, intentando que algún juez de la Argentina con un poco de seriedad, se ocupe de nuestras denuncias, y le dé el valor que tiene que tener para nuestra persona”, reflexionó.

“Pero, sin embargo, nunca le dan ningún valor. No le asignan ningún valor a nuestras denuncias, pareciera ser que esas cosas no tienen sentido para ese sector de la justicia”, continuó.

De inmediato, Fernández se preguntó: “¿Y entonces qué? ¿Hay que esperar que uno vaya y haga justicia con mano propia y le de una paliza al director de un portal electrónico, una agencia o un diario que te ha criticado?. No, no, eso no resiste ningún análisis, es un espanto, no podemos aprobar un gesto de esas características que son desechables, deleznables y reprochables en todas las formas”.

“Y, por último, lo que uno quiere es decir es que libertad de prensa es de los dos lugares: del periodista que debe expresarse y del funcionario o el individuo que también debe expresarse y tratar de que sea respetado de la mejor manera. No con violencias, con ningún tipo de violencia”, concluyó Aníbal Fernández.

Leave a Reply

Your email address will not be published.