Mientras en la Argentina los indicadores de pobreza se redujeron gracias a la Asignación Universal por Hijo, muchos países del viejo continente sufren las consecuencias de la crisis de 2008. Desde entonces, se sumaron 2,6 millones de niños por debajo del umbral de la pobreza en los países desarrollados, a nivel mundial.

La pobreza infantil en España creció un 8,10 por ciento entre 2008 y 2012, y ocupa el puesto número 35 de los 41 estados de la OCDE analizados en un informe de Unicef ‘Los niños de la recesión’.

Concretamente, la tasa de pobreza infantil en España ha pasado del 28,2 por ciento al 36,3 por ciento. Mientras que a nivel mundial, la investigación resalta que la crisis económica ha dejado a 2,6 millones de niños por debajo del umbral de la pobreza en los países desarrollados desde 2008, por lo que el número total de niños que viven en pobreza en el mundo desarrollado se eleva ya a unos 76,5 millones.

“El mayor incremento de la pobreza infantil se ha producido en los países del sur de Europa -España, Grecia e Italia- así como en Croacia, los tres Estados bálticos y otros tres Estados muy castigados por la recesión: Irlanda, Islandia y Luxemburgo”, asegura el texto.

Por el contrario, en 18 países la pobreza infantil disminuyó, a veces de forma notable. Australia, Chile, Finlandia, Noruega, Polonia y la República Eslovaca redujeron su tasa en torno a un 30 por ciento.

En nuestro país, a cinco años de la puesta en práctica de la Asignación Universal por Hijo (AUH), se generó un piso de ingresos para todas las familias argentinas y se contribuyó a fortalecer el acceso a otros derechos básicos esenciales como la salud, la educación y el empleo.

La investigación de Unicef apunta que la recesión golpeó especialmente a los jóvenes de entre 15 y 24 años, con la Tasa ‘NINI’ -ni trabaja ni estudia- creciendo de forma “dramática” en muchos países.

En la Unión Europea, 7,5 millones de jóvenes (casi el equivalente a la población de Suiza) fueron clasificados como NINI en 2013.

En esta clasificación, España ocupa el puesto número 36 de 41 países. Sólo le superan en este ranking Italia, Rumanía, Croacia, Grecia y Chipre.

Debido a la “alarmante” cifra de pobreza infantil que se registra en el país, UNICEF propuso a España en junio pasado crear una asignación universal por hijo, siguiendo el modelo argentino, con una inversión pública de 9.400 millones de euros al año, lo cual representa la décima parte de lo que se invierte en pensiones.

Diario Registrado

Leave a Reply

Your email address will not be published.